REDACCIÓN.-  La disciplina positiva es una corriente educativa promulgada por la psicóloga Jane Nelsen que defiende que la clave de la educación no reside en el castigo, sino en el respeto entre personas. A través de esta teoría se enseña a padres, profesores y Técnicos Superiores de Educación Infantil a ser respetuosos, amables y firmes de forma simultánea, con el objetivo de que los niños desde temprana edad aprendan a cooperar y ser disciplinados, sin que por ello tengan que perder su propia dignidad.

El desempeño de la educación positiva va orientado a que los adultos desarrollen el sentido de pertenencia de los niños, pues su función principal no es la corrección a través de la educación, sino de la conexión. Esta consiste en establecer en los pequeños un vínculo con los distintos tipos de entorno en los que se desenvuelven, como la familia o la escuela, donde mejorará su comportamiento al sentirse parte de la comunidad.

1-En qué consiste la disciplina positiva?.

"Estamos hablando de una disciplina que no daña,  no duele y que no maltrata al niño".

2-Cómo podemos establecer la disciplina positiva en el hogar?.

“Tenemos primeramente que establecer reglas claras en el hogar y las mismas estarán adaptadas a la edad de cada niños sin gritos, sin insulto, sin golpes  y con negociación y consulta”

3-Cuales serían las con secuencias de aplicar una disciplina positiva en el hogar?.

"Vamos a desarrollar niños más sanos y felices con autoestima más fortalecido y sobre todo que van a regular mejores sus emociones".