No solo son las libras de más lo que debe de preocuparnos en estas navidades, sino también nuestro corazón.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-No solo son las libras de más lo que debe de preocuparnos en estas navidades, sino también nuestro corazón.

El colesterol es considerado como uno de los enemigos silentes en esta época, y según investigaciones sus niveles podrían incluso hasta aumentar un 10 por ciento tras finalizar la navidad, dependiendo la cantidad y calidad de la comida que ingerimos.

Las fiestas navideñas son sinónimo de excesos. La gran cantidad de comida rica en grasas, la práctica de menos ejercicio físico y un mayor consumo de alcohol pueden llegar a incrementar hasta en un 10 por ciento los niveles de colesterol en sangre.

Todos los alimentos ricos en grasa, azúcar, mantequilla, sal y productos lácteos como el queso deben tratar de moderarse.

En cambio, alimentos como las nueces, frutas, verduras y fibra se recomiendan para mantener nuestros niveles de colesterol estables.

Es importante recordar que colesterol elevado en sangre aumenta el riesgo de desarrollar ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, principales causas de mortalidad en todo el mundo.

En caso de aumento de los niveles de colesterol durante las fiestas, es importante abordar la situación con prioridad para el año entrante, retomando los hábitos de vida saludable como alimentarnos mejor y hacer más ejercicio.