La experta en pediatría Luly Gil hace la aclaración ya que según dice hay mucha confusión en torno a este tema.

SANTO DOMINGO.- Al momento de un niño ser diagnosticado con hepatitis A o hepatitis B hay que identificar si el resultado positivo corresponde a los anticuerpos generados por la vacuna contra esa enfermedad o si los resultados son positivos porque el niño porta la enfermedad per se, explica la pediatria Luly Gil.

La experta en pediatría hace la aclaración ya que según dice hay mucha confusión en torno a esta enfermedad.

“Si son los anticuerpos que el bebé tiene positivo significa que tiene la vacuna administrada, pero si se trata del IGM es la enfermedad”, afirma Gil.