Un medicamento económico y disponible en este momento en todo el mundo, la dexametasona, se revela como el primero que se ha probado que reduce la mortalidad por Covid-19, según conclusiones de científicos de la Universidad Oxford en el Reino Unido.

REDACCIÓN.- Un medicamento económico y disponible en este momento en todo el mundo, la dexametasona, se revela como el primero que se ha probado que reduce la mortalidad por Covid-19, según conclusiones de científicos de la Universidad Oxford en el Reino Unido.

¿Para qué se utiliza originalmente este medicamento y cuál es su efectividad en pacientes con el virus?

La dexametasona es un fármaco esteroide se utiliza frecuentemente para aliviar la inflamación, tratar ciertas formas de artritis, alergias severas y asma.

Investigadores han demostrado que en dosis baja, este medicamento ha beneficiado enormemente a pacientes que están suficientemente enfermos por el coronavirus como para requerir tratamiento con oxígeno.

Los autores del ensayo de la Universidad de Oxford, señalaron que la dexametasona redujo las muertes en un tercio en los pacientes ventilados y en una quinta parte en las que solo recibieron oxígeno.

En la prueba, se administró el medicamento a unos 2 mil pacientes hospitalizados y se comparó con 4 mil que no recibieron el tratamiento.

Para los pacientes con necesidad de respiración artificial, el riesgo de muerte paso de 40 por ciento a un 28 por ciento. Para los pacientes que necesitan oxígeno, redujo el riesgo de muerte del 25 por ciento al 20 por ciento.

Según especialistas, la dexametasona es un medicamento de fácil acceso en el país, además de económico.

El medicamento es parte de la prueba más grande del mundo de tratamientos farmacológicos que ya existen y que trata de averiguar si pueden funcionar para el coronavirus.

El uso de este fármaco, en cambio, no produjo ningún beneficio entre aquellos pacientes  con coronavirus que no necesitan asistencia respiratoria alguna.