Algunos estudios estiman que el 3% de los positivos por Covid también coexisten con otra infección viral, incluida la gripe, pero no hay una certeza.

Redacción.- Lo primero que debemos aclarar es que no se trata de una nueva variante del Covid-19, sino, una infección simultánea de gripe tipo A o B y el coronavirus Sars-CoV-2. En la práctica, una persona está infectada con Covid-19 y gripe al mismo tiempo.

El término Flurona es la unión entre flu, gripe en inglés y rona, contracción del coronavirus. No es un nombre científico, pero la palabra fue acuñada el pasado 30 de diciembre por un diario israelí, Ynet, que denunciaba una mujer embarazada que no estaba vacunada contra Covid ni contra la gripe y que había contraído los dos virus al mismo tiempo.

Otro aspecto que se debe resaltar es que no es un padecimiento nuevo, sino, una forma "mediática" de definir la infección simultánea de dos virus diferentes, la gripe y el coronavirus. Sería una nueva enfermedad si los dos virus se fusionaran y generaran una nueva, pero es algo casi imposible y más cercano a la ciencia ficción.

Algunos estudios estiman que el 3% de los positivos por Covid también coexisten con otra infección viral, incluida la gripe, pero no hay una certeza. Al inicio de la pandemia, la coinfección se estimó en alrededor del 12%: en ese momento, la población en general aún no usaba mascarillas, que también protegen contra la gripe.

Una vez diagnosticado el Covid-19 con un hisopo molecular, el paciente es tratado por esa patología y no se investiga habitualmente si la gripe u otro virus respiratorio también está presente, además tienen síntomas superpuestos, por lo tanto, muchos de los casos escapan al seguimiento.

Aún no está claro si la doble infección puede causar una enfermedad más grave y cómo los dos agentes virales interactúan entre sí, aunque generalmente un patógeno prevalece sobre el otro. Sin embargo, es probable que una coinfección en un paciente frágil pueda tener un curso más complejo ya que coexisten dos acciones inflamatorias que pueden ocasionar incluso importantes problemas respiratorios.

¿Cómo diferenciar los síntomas?

Generalmente, la gripe comienza de forma abrupta, con fiebre alta y al menos un síntoma sistémico (por ejemplo, fatiga, dolores musculares) y un síntoma respiratorio (como tos, congestión nasal). Mientras que los síntomas de Covid son más variados pero, en cualquier caso, todos se superponen con los trastornos estacionales.

Con la variante Omicron los síntomas parecen más leves, al menos entre la población vacunada y prevalecen el dolor de garganta, el resfriado y la secreción nasal. La pérdida del gusto y el olfato, característica de las primeras oleadas del coronavirus, parece hoy menos frecuente. Sin embargo, no es posible distinguir Covid de la gripe y la única forma segura de hacer un diagnóstico diferencial es realizar un hisopo.

¿Podemos protegernos de la doble infección?

Para limitar el riesgo de coinfección tanto como sea posible, se recomienda la vacuna contra la gripe y la Covid. No es una garantía absoluta de que no contraiga infecciones virales, pero es una forma de mitigar el riesgo de contraer una enfermedad grave.

¿Puede un resfriado afectar los resultados de las pruebas de antígenos?

Puede afectar al test de antígenos, pero solo si se realiza mal, especialmente en casa, porque el moco frío está compuesto por agua, exudado y células y puede diluir el resultado. Pero si el antígeno, al igual que el molecular, es elaborado por una mano experta, el riesgo de interferencia es cero.

En conclusión, ambas enfermedades son iguales, en el sentido de que son virales y atacan a las vías respiratorias.