REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Aunque los bebés aún no sepan hablar, sí pueden percibir todo lo que sucede a su alrededor y quedan signados en su interior por las experiencias vividas; por esto, es muy importante tener en cuenta que los primeros años del niños son determinantes para formar personas sanas emocional y mentalmente.

Los padres y quienes pasan más tiempo con los niños deben estar alertas para proporcionarles un ambiente propicio para su salud mental, lleno de positivismo y afecto.

Expertos coinciden que para que los padres hagan sentir bien a los hijos seguir algunos pasos como:

1-Jugar con sus hijos, leerle cuentos, cantar juntos y realizar cualquier actividad que sea divertida y les permita compartir.

2-Reconocer cuando el hijo se porta bien y demostrarle el orgullo que ello produce.

3-Eliminar la combinación televisión, tablet o celular a la hora de comer. Enseñarles que el momento de las comidas es para compartir.

4-No poner un televisor en la habitación del niño. Limitar el tiempo frente a la TV, los videojuegos y no dejarlos solos por largo periodo frente al televisor.

5-Promover que el niño juegue con otros de su misma edad, siempre supervisados por un adulto.

6-Escuchar a los niños, razonar con ellos. Si quiere hacer algo que no cree conveniente, debe explicarle el por qué y las consecuencias de esa acción.

7-Diseñar rutinas para dormir para asegurarse que descansen lo suficiente.

8-Motivarlo a aprender de sus errores.

9-Hacerlo sentir bien acerca de sí mismo, aplaudiendo sus logros y siempre prestándole atención a sus emociones; enseñarles a canalizarlas.

10-Darles un buen ejemplo. Evitar discusiones frente a ellos para que no copien el patrón.

Fuente: Globovisión.com