REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una amplia investigación revelada por la Sociedad Europea para el Estudio de la Diabetes encontró que el consumo de lácteos, ricos en grasas de origen animal, puede tener efectos protectores contra la diabetes tipo 2.

Los resultados fueron expuestos durante la reunión anual de la Sociedad que se celebra en Viena, Austria.

Aquellos sujetos con mayor consumo de lácteos enteros tenían una incidencia de diabetes un 23 por ciento menor a la de los individuos que menos leche, yogures y nata comían; aunque curiosamente esta misma protección no se observó con los productos desnatados o bajos en grasas. Los investigadores destacan los beneficios de la nata y de la leche entera