Si durante el embarazo la mujer tiene enfermedades como el zika, herpes, syphills, rubeolla o exposición a toxinas como el mercurio, el riesgo de que el niño desarrolle parálisis cerebral aumentara significativamente.

REDACCIÓN SALUD.- La parálisis cerebral ocurre cuando las áreas del cerebro que controlan el movimiento y la postura no se desarrollan correctamente o se lesionan.

Algunos niños nacen con esta discapacidad, mientras otros la adquieren después del nacimiento.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de parálisis cerebral congénita:

  • Nacer muy pequeño.
  • Nacer antes de tiempo.
  • Ser mellizo o uno de los bebés de un embarazo múltiple.
  • Haber sido concebido mediante fertilización invitro
  • Tener una madre que haya tenido una infección durante el embarazo.

Los bebés con parálisis cerebral son más lentos para voltearse, sentarse, gatear, sonreír o caminar.

Con el tiempo, pueden tener dificultades para caminar. También pueden tener problemas para realizar tareas cotidianas como escribir.

Si durante el embarazo la mujer tiene enfermedades como el zika, herpes, syphills, rubeolla o exposición a toxinas como el mercurio, el riesgo de que el niño desarrolle parálisis cerebral aumentara significativamente.

Con los servicios y el apoyo adecuados, los niños y los adultos con parálisis cerebral pueden mantenerse bien, ser activos y ser parte de la comunidad.