Siete muertes se han registrado en los Estados Unidos a causa del vapeo o el uso del cigarrillo electrónico. Este dispositivo se presenta como más inofensivo que el tradicional cigarro y como un buen método para dejar de fumar, pero estudios y expertos califican que esta práctica incluso podría ser peor que el tabaco.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Siete muertes se han registrado en los Estados Unidos a causa del vapeo o el uso del cigarrillo electrónico. Este dispositivo se presenta como más inofensivo que el tradicional cigarro y como un buen método para dejar de fumar, pero estudios y expertos califican que esta práctica incluso podría ser peor que el tabaco.

Los riesgos de este hábito que se realiza cada vez más en nuestro país.

Muchos los utilizan como alternativa para dejar de fumar los cigarros tradicionales, mientras otros lo consumen solo por moda, diversión y entretenimiento.

Estos cigarrillos recrean el sabor del tabaco mediante extractos de madera, vainilla, humo y frutos secos.

Nicotina, saborizantes y otras sustancias son algunos de los componentes que contienen estos cigarrillos electrónicos.

Investigaciones han puesto en duda la seguridad de algunos productos químicos utilizados en ellos, como el propilenglicol y la glicerina vegetal, sustancias que pueden ocasionar daños cardiovasculares y pulmonares y son catalogadas como posibles cancerígenos.

Además de las muertes asociadas al vapeo, hay 450 casos en estudio de jóvenes que presentan lesiones pulmonares, algunas de ellas graves, que tienen en común es el uso del cigarro electrónico.

En su informe sobre la regulación de los cigarrillos electrónicos, la OMS pide que se prohíba su empleo en espacios públicos cerrados y la venta a menores, igual que si se tratase de tabaco convencional.

Foto:Fuente externa