Cada año se producen más de 390 millones de casos en el mundo, de los cuáles 500 mil corresponden a la variedad más grave, el dengue hemorrágico, que causa unas 25 mil muertes.

REDACCIÓN.- Hoy se celebra el Día Internacional contra el Dengue, instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para crear conciencia en la prevención de esa enfermedad, transmitida por mosquitos.

Se calcula que un tercio de la población mundial está bajo riesgo directo de contraer esa enfermedad.

El dengue es un virus que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti. La mejor forma de controlarlo es evitar la acumulación de agua en cualquier recipiente que se ubique tanto en el exterior como en el interior de la vivienda.

El mosquito puede reproducirse en reservorios de distintos tamaños: desde un neumático en desuso, hasta una tapita de gaseosa.

Hay que mantener la limpieza de los espacios al aire libre, como mantener el pasto bien cortado y dar vuelta recipientes que acumulen agua.

Adentro, hay que tener mucho cuidado con las plantas acuáticas o los floreros, porque suelen ser el principal reservorio de este mosquito, que vuela preferentemente de día, al amanecer y al atardecer.