Por eso, la campaña de sensibilización que ha puesto en marcha la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) los comparan con un asesino en serie a propósito del Día del Mundial del Corazón 2019 que se celebra este domingo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La enfermedad cardiovascular es la primera causa de mortalidad en el mundo, provocando 17,5 millones de muertes anuales en el mundo, de las que más de 120.000 se producen en España. Entre los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, la mala alimentación, el tabaquismo y el sedentarismo son tres hábitos modificables y muy prevalentes que inciden de forma muy negativa.

Por eso, la campaña de sensibilización que ha puesto en marcha la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) los comparan con un asesino en serie a propósito del Día del Mundial del Corazón 2019 que se celebra este domingo.

La campaña del Día del Corazón consta de tres anuncios ambientados en un bosque, un sótano y un parking inspirados en películas de miedo y que alertan de que las enfermedades cardiovasculares matan a más gente que cualquier asesino en serie e insta a la población a huir de ellos. Tal y como ha explicado a DM José Luis Palma, vicepresidente de la FEC, “un tercio de las mujeres españolas no hace nada de ejercicio, otro tercio hace ejercicio una o dos veces a la semana y solo el último tercio realiza actividad vigorosa. En los hombres los porcentajes son similares, aunque en torno a un 40 por ciento realiza más ejercicio. El sedentarismo es un factor determinante para la aparición de enfermedades nefastas como la obesidad, el síndrome metabólico y la diabetes, que, tal como la definió la Sociedad Americana del Corazón, es una enfermedad cardiovascular de origen metabólico-“.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas. “En un individuo prediabético o prehipertensivo, realizar 150 mintuos de ejercicio a la semana es más eficaz que tomar un comprimido”, ha añadido Palma.

Palma alerta sobre el uso continuado y excesivo de los dispositivos de pantallas, especialmente en los más jóvenes. En esa línea la invetigación va sumando evidencias, como refleja un estudio publicado este año en Journal of the American Heart Association , del que ya informó Diariomedico.com, que concluía tras realizar un seguimiento durante más de ocho años a 3.592 adultos de raza negra, que ver la televisión a diario durante más de cuatro horas eleva el riesgo de patología cardíaca y muerte prematura en comparación con pasar menos de dos horas frente a la pantalla.

Tabaco como factor de riesgo

Los españoles siguen fumando y aunque desde la puesta en marcha de la Ley del Tabaco se había registrado un descenso en el número de fumadores, ya a finales de 2018 se publicaron los primeros datos que apuntan a un repunte. “El target de la FEC es prevenir el tabaquismo entre los 12 y los 24 años, momento en el que se instaura el hábito y que suele comenzar a partir de los 12 ó13 años por ese falso glamour que tiene el tabaco. Hay que hacer campañas contra el consumo y la presencia del humo del tabaco en espacios abiertos”.