Para Coetzee es probable que esta variante ya esté circulando en los países que están tomando medidas restrictivas contra los vuelos procedentes del sur de África.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La doctora Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica y la que tuvo el primer contacto con ómicron, dijo que hasta ahora los pacientes contagiados con la nueva variante del coronavirus causante de COVID-19 han presentado síntomas muy leves.

"Lo que estamos viendo ahora en Sudáfrica, y recuerden que estoy en el epicentro, es extremadamente leve", expresó Coetzee a la BBC

Agregó que hasta el momento "no hemos hospitalizado a nadie aún. He hablado con otros colegas y el panorama es el mismo".

Coetzee fue la primera persona que alertó a las autoridades sudafricanas sobre la existencia de una nueva variante, que más tarde fue confirmada por los análisis de laboratorio y, más tardes, la OMS la declaró como una variante de preocupación.

La doctora explicó que la situación tuvo inicio el 18 de noviembre, con un paciente de unos 30 años que dijo sentirse mal desde hacía unos días.

"Tenía un poco de dolor de cabeza, no tenía realmente dolor de garganta, lo describió más bien como una picazón, sin tos ni pérdida de gusto u olfato", aseguró.

Tras la toma de muestras, tanto el hombre como los demás miembros de su familia dieron positivo al virus, según explicó, todos tenían síntomas "muy, muy leves".

A lo largo del día se presentaron otros pacientes con síntomas similares. Coetzee decidió alertar al comité asesor de vacunas del Ministerio de Salud, porque ella misma forma parte del mismo. "Es fácil para mí decir 'escuchen, algo va mal hoy, he visto un panorama que no encaja con la variante delta'", contó.

Al ser cuestionada sobre si países como Reino Unido, Estados Unidos o Israel, se han precipitado al tomar restricciones con los viajes procedentes del sur de África, respondió que "en este punto, sí, definitivamente. Quizá en dos semanas estemos diciendo algo diferente".

Para Coetzee es probable que esta variante ya esté circulando en los países que están tomando estas medidas.

"Sus médicos pueden estar enfocados en la variante delta y pasarla por alto, porque es fácil pasarla por alto. Si no fuese por el hecho de que nosotros en Sudáfrica no habíamos visto casos de covid en las últimas semanas, también la habríamos pasado por alto", reflexionó la doctora.

La OMS la declaró como variantes de preocupación el pasado viernes, luego de que el miércoles fuera reportada.

De acuerdo con las informaciones recolectadas por la BBC, ómicron parece tener una mayor transmisibilidad y un mayor riesgo de reinfección que otras variantes conocidas del coronavirus debido a su gran número de mutaciones, pero los científicos advierten de que es necesario contar con más información para llegar a una conclusión definitiva.

Desde que fue identificada, un número creciente de países han reportado casos de ómicron como Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos e Italia.

Pese a que la OMS ha desaconsejado la adopción de restricciones de viaje, varios países, entre ellos Reino Unido, Estados Unidos y estados de la Unión Europea han cerrado sus puertas a los viajeros procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia y Zimbabue por temor a la expansión de la nueva variante del virus causante de la covid.

Otros han ido más lejos: Marruecos ha suspendido por dos semanas la llegada de vuelos internacionales e Israel ha prohibido la entrada de extranjeros en su territorio.