SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ministro de Trabajo, Francisco Domínguez Brito, dijo que la República Dominicana necesita avanzar en el tema de la seguridad social, por lo que afirma que es necesario modificar la Ley de Seguridad Social.

Señaló que espera el próximo primero de mayo comiencen a operar los centros de atención primaria.

Asimismo, Domínguez Brito, abogó por la creación de una red pública de hospitales con el objetivo de dar una mejor atención a la población.

El funcionario ofreció estas declaraciones, tras participar como orador y huésped de honor, en el almuerzo mensual que organiza la Cámara América de Comercio.

En otro orden Domínguez Brito explicó que “sin inversión, sin ambición empresarial, no habrá empleos de calidad en la República Dominicana. Por eso, la mejor política para generar y desarrollar el empleo es creando y manteniendo las condiciones para que el sector empresarial invierta y se desarrolle”.

En su presentación, titulada “La política laboral”, Domínguez Brito reconoció que el gran reto del Ministerio es apoyar y potenciar aquellos sectores económicos de mayor dinamismo, que cuenten con perspectivas de crecimiento e inserción en mercados internacionales.

También, que puedan generar empleos de calidad, empleos de alta productividad, para que todos los trabajadores cuenten con la protección laboral que les corresponde y obtener los ingresos que necesitan para acceder a bienes y servicios públicos.

Asimismo, el ministro afirmó que, luego de analizar el panorama actual, se hace evidente la necesidad e importancia del diseño y promoción de políticas públicas en materia de empleo, que contribuyan a la inclusión social de todas las personas, que identificó como hombres y mujeres, trabajadores formales e informales, asalariados y trabajadores por cuenta propia o autónomos.

De igual forma, se mostró de acuerdo con que, si bien la economía dominicana lleva varios años creciendo, “no hemos logrado que proporcionalmente ese crecimiento se traduzca en más empleos, pero sobre todo en empleos de calidad, cualificados y con buenos salarios. Por el contrario, la informalidad del empleo crece anualmente, con lo que ello supone en términos de desprotección y precariedad laboral”