iempre se ha dicho que los extremos, dormir demasiado o muy poco no es bueno para nuestro corazón porque incrementa ese riesgo de tener un infarto, una de las causas de muerte  e incapacidad más común en el mundo y Estados Unidos.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Siempre se ha dicho que los extremos, dormir demasiado o muy poco no es bueno para nuestro corazón porque incrementa ese riesgo de tener un infarto, una de las causas de muerte  e incapacidad más común en el mundo y Estados Unidos.