SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente de la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (Andeclip), Rafael Mena, expresó este miércoles su esperanza de que la reunión que sostendrán con Senasa este viernes para superar el impasse provocado por el incremento de un 14% a los servicios médicos, logre un acuerdo conveniente para ambas partes.

Mena sostuvo que representantes de Andeclip y de Senasa se reunirán en la sede de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) y en su caso va con la mejor disposición de llegar a un acuerdo por el bien de los pacientes.

“Nosotros vamos dispuestos a negociar; que nos oigan a nosotros y nosotros a ellos. Nosotros estamos dispuestos a negociar con la Sisalril, si el Consejo lo permite, porque ellos son los técnicos y los números no mienten”, expresó el presidente de Andeclip, quien agregó que “Estaríamos dispuestos a llegar a un acuerdo, siempre y cuando sea razonable”.

Afirmó que “vamos con la mejor disposición de ver qué pasa, qué nos ofertan para nosotros tomar una decisión y tratar, de la mejor buena fe posible, de que quien menos sea afectado sea el paciente”.

Mena dijo que el aumento de 14 por ciento dispuesto por las clínicas es por la acumulación de inflación en los últimos dos años y que no se hizo tomando en cuenta el último paquete tributario, ni el aumento de 19 por ciento de la factura eléctrica ni el incremento de 17 por ciento al salario mínimo.

“Nosotros ni siquiera estamos tomando en cuenta, porque esto estalló después, este último aumento, el del ajuste (tributario)”, expresó el dirigente de Andeclip, quien fue entrevistado en el programa televisivo Propuesta Matinal.

Reveló que las nuevas cargas elevan los costos de las clínicas entre un 22 y un 26 por ciento, dependiendo de la ubicación del centro.

Manifestó que la situación de las clínicas es difícil y lo atribuyó a que el Consejo Nacional de la Seguridad Social no ha cumplido lo que su propia ley que dice que ellos deben revisar la situación para pago cada año o cada seis meses, o en situaciones críticas.

“Ellos no lo han hecho en 23 meses, o sea dos años, como consecuencia de eso ellos no han podido indexar o aumentarle a las ARS (lo que cobran por afiliado). Si ellos (el Consejo) no aumentan a las ARS, nosotros, que no se nos ha aumentado nunca en los cuatro años que ha entrado la Ley de Seguridad Social, no le podemos decir a las ARS que nos ajusten a nosotros y el aumento de los costos es tan brutal que nosotros no tenemos otra alternativa”, sentenció Mena.

Mena informó que ante esa situación las clínicas acudieron ante las autoridades, pero fueron ignorados.

“Nosotros no estamos representados en el Consejo Nacional de la Seguridad Social. Los que sabemos de este tipo de negocios, los que atendemos a los pacientes, no estamos representados y con el inconveniente de que los funcionarios sindicales, los patronos y el gobierno, tienen derecho a veto”, indicó Mena, lo que a su juicio empantana al Consejo cada vez que una decisión puede afectar a uno de esos sectores.

“Ellos nos tienen a nosotros como pintados en la pared, no representamos nada para ellos y esto es lo que ha originado el conflicto.

Entendemos que si esto se quiere resolver de una vez y por siempre, es que el Consejo actúe, y que diga si nosotros estamos mintiendo”, expuso el dirigente de Andeclip.

Advirtió que el riesgo es que las pequeñas clínicas puedan desaparecer y entonces quede un monopolio de la salud privada en el país.

Mena explicó que las clínicas están operando con serias dificultades debido a que los costos se han disparado en forma amenazante.

Citó el costo de la energía como “algo devastador” porque además de tener que disponer de plantas de emergencia, inversores y combustibles cada vez más caros, la factura sube en forma desproporcionada y hay que pagarla en forma puntual, pues “si usted no paga hoy, aunque esté el hijo del (administrador) de la CDEEE ahí (interno en una clínica) te la cortan porque ellos no tienen que ver con eso”.

“En abril del año pasado una institución X (clínica) pagaba 800,000 pesos mensuales, sin incluir los consultorios; este abril paga, esa misma institución, 1,800,000 pesos de factura eléctrica. Si nosotros no recolectamos ese dinero, cómo vamos a subsistir”, preguntó Mena.

El dirigente de Andeclip dijo, además, que la ley dice que las ARS deben pagar a los diez días de cumplido el servicio y en caso contrario tienen que pagar una mora de 5%, “pero eso nunca ha ocurrido, ninguna de las dos cosas. Es una cadena de violaciones… al esperar nosotros 85 días o 90 para que se nos pague, estamos subsidiando y tenemos que pagar puntualmente nuestros servicios”