La presidenta de la Sociedad Dominicana de Nefrología, Wanda Rodríguez, dijo que el 10% de la población mundial está siendo afectada por enfermedad renal.

SANTO DOMINGO.- La presidenta de la Sociedad Dominicana de Nefrología, Wanda Rodríguez, dijo que el 10% de la población mundial está siendo afectada por enfermedad renal.


En el caso de la República Dominicana dijo que en 4,262 los pacientes que reciben diálisis. 70% de estos lo tienen por consecuencia de la diabetes o hipertensión.


Manifestó que depende de cada persona evitar ser partes de quienes anualmente pasan necesitan dializarse tres veces a la semana para poder mantenerse con vida.


Expresó que quienes tienen padecimientos nefríticos toman conciencia muy tarde de su mal por lo que llegan en busca de tratamientos en etapa predialítica o con necesidad inminente de trasplante de riñón.


Indicó que por cada paciente en diálisis o trasplantado cien desconocen su padecimiento por lo que recomendó acudir a un especialista por lo menos una vez al año a fin de descartar la presencia de la enfermedad.


La nefróloga dijo que los diabéticos, hipertensos, quienes sufren obstrucción de próstata, infecciones urinarias frecuentes u orina espumosa deben estar más alertas a fin de evitar afecciones renales.


Puntualizó que es costumbre de sustituir el agua por bebidas gaseosas, jugos o leche contribuyendo a que las funciones de filtración del sistema nefrourinario sea más forzado para mantener el equilibrio hídrico, el de ácido básico y la presión arterial.


De acuerdo con Rodríguez el solo hecho de tomar agua contribuye a prevenir padecimientos renales. Citó como otros factores de riego la obesidad y el sedentarismo.


Expresó que esta afección cambia radicalmente la vida de quienes la padecen porque en muchos casos deben hasta mudarse del lugar donde residen ante la ausencia de centros para dializarse en muchos puntos del país.


“El tratamiento de una persona con enfermedad renal requiere de una atención multidisciplinaria lo que lo hace costoso y la mayoría de los afectados no cuentan con los recursos para cubrirlo por lo que debemos tomar consciencia para frenarla”, expresó la facultativa.