Los retos para tener una relación feliz son tan variados como las parejas, puesto que cada una de ellas buscará satisfacer diferentes necesidades.

REDACCIÓN.- La terapeuta familiar y de pareja, Indhira De la Cruz, este lunes habla sobre los restos y desafíos de un nuevo matrimonio.

Los retos para tener una relación feliz son tan variados como las parejas, puesto que cada una de ellas buscará satisfacer diferentes necesidades según las circunstancias, por lo que no hay recetas generales, porque cada etapa requiere de diferentes adaptaciones.

La convivencia en pareja es una de las relaciones humanas más complicadas de llevar, porque se encuentran dos sistemas de vida opuestos que tienen que convivir por muchos años y si no se armonizan, pueden ser fuente de infelicidad para ambos, por lo que hay que llegar a acuerdos que permitan llevar una relación condescendiente, expone la especialista  De la Cruz.

La especialista resalta que la confianza es una de las dos columnas vertebrales en cualquier tipo de relación. La confianza debe empezar con uno mismo y, luego, con la pareja.  Si no se tiene desarrollada la confianza, inmediatamente surgirá la mentira, el miedo, el resentimiento y el engaño, que son sus contrarios.  Para desarrollar confianza debemos ser francos, abiertos y comprensivos en ambas vías y en todo momento.

El reto de alcanzar una relación sana y feliz solo se logra cuando la pareja se entrega y se esfuerza con amor para ser la mejor versión de sí mismos, aceptando sus diferencias y atendiendo necesidades mutuas.   No tiene nada que ver con sufrir o soportar abusos, lo cual simplemente es la antítesis del amor. El amor, como todo en la vida, requiere dedicación constante y su recompensa es una vida plena.