Las máquinas PCR valoradas en US$300,000 fueron destinadas al Hospital Regional Jose Maria Cabral y Baez en Santiago y al Hospital Regional Dr. Antonio Musa en San Pedro de Macorís.

SANTIAGO.- El encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Robert Thomas y el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera Rivera, inauguraron el Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Regional José María Cabral y Báez de la provincia de Santiago.

A través de los fondos COVID-19 que reciben los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos donaron dos máquinas PCR (reacción en cadena de la polimerasa) valoradas en $300 mil dólares para realizar pruebas y diagnósticos de COVID-19 en toda la República Dominicana.

Estos equipos se pueden utilizar para detectar muchas enfermedades infecciosas, incluida la viruela del mono.

La segunda máquina se instalará en un hospital de la provincia de San Pedro de Macorís, respondiendo a una necesidad identificada por el Gobierno dominicano de disponer de estos equipos fuera del Gran Santo Domingo.

El mundo conoció la tecnología "PCR", también conocida como "fotocopia molecular", durante la pandemia. Antes de la llegada de las pruebas rápidas, esta era la única forma, y ahora sigue siendo la más precisa, de confirmar un diagnóstico de COVID-19.

Los CDC trabajan con el Ministerio de Salud, el Servicio Nacional de Salud y el laboratorio asociado de los CDC, AFENET (Red Africana de Epidemiología de Campo), para identificar brechas en los servicios de laboratorio.

La necesidad de máquinas PCR fuera de la provincia de Santo Domingo era una prioridad para el Gobierno dominicano.

El trabajo de los CDC con el hospital Cabral y Báez se remonta a 2011, cuando se donaron equipos a través del Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del VIH (PEPFAR) para mejorar la calidad de los servicios del banco de sangre del hospital.

Este laboratorio también fue seleccionado para la iniciativa insignia SLMTA (Fortalecimiento de la gestión de laboratorios hacia la acreditación) de los CDC en 2012 para desarrollar su capacidad clínica, de tuberculosis y de sistemas de gestión de calidad.

La colaboración de los CDC con el hospital Cabral y Báez refleja lo que ocurre en otras regiones donde el diagnóstico rápido del VIH y las pruebas de carga viral han construido una plataforma para la preparación ante pandemias. Por ejemplo, el primer caso confirmado de COVID-19 en la República Dominicana se realizó en una máquina de PCR anterior donada por CDC-PEPFAR.

Durante mucho tiempo, los CDC asesoraron y se asociaron con el Ministerio de Salud en actividades de vigilancia y fortalecimiento de laboratorios, incluso antes de establecer oficialmente una oficina en la República Dominicana en 2008.

Las alianzas de salud de gobierno a gobierno de los CDC en todo el mundo son fundamentales para detener la propagación de enfermedades: ya sea Zika en el pasado, o COVID, viruela del mono y cólera actualmente. Guiados por la ciencia y la evidencia, los CDC se dedican a salvar vidas y proteger la salud pública.

En total, el Gobierno de los EE. UU. ha donado más de $17 millones en apoyo a la respuesta de la República Dominicana al COVID-19, financiando hospitales móviles, ventiladores, equipo de protección personal (PPE), equipo de laboratorio, capacitación del personal de salud y apoyando las campañas de vacunación contra el COVID-19, fortaleciendo los sistemas de salud y más.

Los gobiernos de los EE. UU. y la República Dominicana han demostrado qué juntos podemos superar cualquier desafío de salud. La ceremonia de inauguración incluyó las palabras de apertura del encargado de Negocios, Robert Thomas, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, el director del Hospital, Dr. Bernardo Hilario, el Director Regional del SNS, el Dr. Manuel Lora, seguido de un recorrido por el laboratorio y prueba de demostración de la máquina PCR.

El encargado Thomas también dio la bienvenida a la nueva directora de país de CDC-DR, la Dra. Rachel Albalak, quien anteriormente se desempeñó como directora de país de CDC en Camboya, así como directora de la Oficina Regional del Caribe de CDC en Barbados. Este evento, junto con la próxima visita del USNS Comfort, reafirma una vez más el compromiso de los Estados Unidos junto a la República Dominicana de construir comunidades saludables y prósperas.