Destacó que “la mayor parte de las embarazadas con COVID-19 que se complican y que requieren ser ingresadas en cuidados intensivos, no están vacunadas.

Santo Domingo.- A través de un comunicado de prensa, el ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera  instruyó a todo el personal de salud que está asignado en los puestos de vacunación a que prioricen a las mujeres en estado de gestación, ya que estas encabezan la mortalidad por coronavirus tres veces más que la población general,  y que no se vaya ninguna mujer embarazada con más de cuatro meses de embarazo, sin recibir la vacuna”.

 

Destacó que “la mayor parte de las embarazadas con COVID-19 que se complican y que requieren ser ingresadas en cuidados intensivos, no están vacunadas.

 

Según los organismos del  Ministerio de Salud Pública (MSP), el Servicio Nacional de Salud (SNS), la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología (SDOG), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) hicieron la advertencia  a la población de mujeres gestantes o que están planificando un embarazo de la necesidad urgente de inocularse  contra la COVID-19.

 

De su lado, el director del SNS, el doctor Mario Lama, precisó que las muertes maternas ocurridas en pacientes diagnosticadas con COVID-19, representan en la Red Pública, entre una de cada 4 (25%), en el presente año, e indicó que la condición de embarazadas eleva la posibilidad de muerte, tal como revelan estudios internacionales. “Es determinante que las embarazadas acudan a vacunarse a partir de los cuatro meses (16 semanas) y/o durante el período de lactancia”, apuntó.

 

Asimismo, la representante de UNICEF, doctora Rosa Elcarte, manifestó que “evidencias científicas avalan la seguridad y la eficacia de todas las vacunas contra el COVID-19 que se aplican en el país, tanto para las embarazadas como para sus hijos y que esta vacunación no interfiere con la lactancia materna, además estudios recientes consideran que la inmunidad adquirida por la madre vacunada es transmitida a su recién nacido”.

 

En ese mismo orden, el representante de la OPS/OMS, doctor Olivier Ronveaux señaló que “es alta la tasa de letalidad de las embarazadas por COVID-19 en el país, es de 3,2%, esto significa que es tres veces más elevada que la de la población general. Además, las personas embarazadas con COVID-19 tienen mayor riesgo de requerir hospitalización y unidad de cuidados intensivos”.

 

Finalmente, el presidente de Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología, el doctor César López, afirmó que “las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen mayor probabilidad de tener partos prematuros, con los riesgos consiguientes para sus bebés, además se ha demostrado que no hay ninguna razón que justifique el no vacunar a las embarazadas, al contrario, la inoculación las protege de las complicaciones del COVID-19, tal como lo indican el American College of Gynecology y la Society for Maternal-Fetal Medicine”. López, también exhortó a todos los gineco-obstetras a que promuevan y recomienden la vacunación contra el coronavirus a todas las embarazadas a partir del cuarto mes y las madres que están dando el seno.