Todas las personas con algún factor de riesgo y enfermedad cardiovascular deben de recibir la vacuna contra el COVID-19 para protegerse a sí mismo y a sus familiares contra el virus.

SANTO DOMINGO.- Todas las personas con algún factor de riesgo y enfermedad cardiovascular deben de recibir la vacuna contra el COVID-19 para protegerse a sí mismo y a sus familiares contra el virus.


Los pacientes cardiópatas han sido sin duda los que más han arrojado dudas y llamadas a sus médicos de cabecera sobre la colocación de la vacuna.



Las vacunas aprobadas que se utilizan para el coronavirus en todo el mundo y en nuestro país no presentan problemas especiales para pacientes con enfermedad cardiovascular, según destacan los especialistas.