El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera destacó que “la mayor parte de las embarazadas con COVID-19 que se complican y que requieren ser ingresadas en cuidados intensivos, no están vacunadas.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Salud Pública, el Servicio Nacional de Salud (SNS), la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología (SDOG), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtieron a la población de mujeres gestantes o que están planificando un embarazo de la necesidad “urgente” de ponerse las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19.

A través de un comunicado de prensa, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera destacó que “la mayor parte de las embarazadas con COVID-19 que se complican y que requieren ser ingresadas en cuidados intensivos, no están vacunadas.

Instruyó a todo el personal de salud que está asignado en los puestos de vacunación a que prioricen a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, y que no se vaya ninguna mujer embarazada, sin recibir la vacuna”.

De su lado, el director del SNS, el doctor Mario Lama, precisó que las muertes maternas ocurridas en pacientes diagnosticadas con COVID-19, representan en la Red Pública, entre una de cada 4 (25%), en el presente año.

Lama indicó que la condición de embarazadas eleva la posibilidad de muerte, tal como revelan estudios internacionales. “Es determinante que las embarazadas acudan a vacunarse a partir de los cuatro meses (16 semanas) y/o durante el período de lactancia”.

Asimismo, la representante de UNICEF, doctora Rosa Elcarte, manifestó que “evidencias científicas avalan la seguridad y la eficacia de todas las vacunas contra el COVID-19 que se aplican en el país, tanto para las embarazadas como para sus hijos y que esta vacunación no interfiere con la lactancia materna, además estudios recientes consideran que la inmunidad adquirida por la madre vacunada es transmitida a su recién nacido”.

El representante de la OPS/OMS, doctor Olivier Ronveaux señaló que “es alta la tasa de letalidad de las embarazadas por COVID-19 en el país, es de 3,2%, esto significa que es tres veces más elevada que la de la población general.  Además, las personas embarazadas con COVID-19 tienen mayor riesgo de requerir hospitalización y unidad de cuidados intensivos”.

El presidente de la SDOG, el doctor César López, afirmó que “las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen mayor probabilidad de tener partos prematuros, con los riesgos consiguientes para sus bebés, además se ha demostrado que no hay ninguna razón que justifique el no vacunar a las embarazadas, al contrario, la inoculación las protege de las complicaciones del virus.