Dijo que existe una lista de situaciones han sido identificadas en el desarrollo del embarazo relacionadas al consumo de alcohol.

SANTO DOMINGO.-El Ministerio de Salud Pública realizó el Congreso del Síndrome Alcohólico Fetal, con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la población con relación a las consecuencias de este trastorno que pueden sufrir niños y niñas fruto del consumo de alcohol de la madre durante el embarazo.

Mientras, Salud Pública reafirmó el interés de llevar las recomendaciones de prevención para todas las mujeres en estado de gestación y así evitar el consumo de alcohol y otras sustancias.

El acto de apertura estuvo encabezado por el doctor Alejandro Uribe, director del departamento de Salud Mental, quien señaló que el alcohol puede actuar e interferir con el sistema nervioso desde el principio del embarazo, además de afectar y desviar la trayectoria que contribuiría al desarrollo normal de la criatura.

Dijo que existe una lista de situaciones han sido identificadas en el desarrollo del embarazo relacionadas al consumo de alcohol.

“Lo más importante para evitar los estragos del abuso del alcohol en estado de gestación en cualquier dosis, es educación, comunicación, información a la población”, expresó.

Mientras que el doctor Eladio Pérez, viceministro de Salud Colectiva manifestó que es importante abordar los temas que inciden en la mortalidad materna. Señaló que es interés del Ministerio de Salud Pública (MSP) fortalecer las prevenciones para los indicios que afectan a las embarazadas con algún tipo de dependencia alcohólica con capacitaciones.

Participaron varios especialistas que coincidieron en señalar que la exposición prenatal del alcohol es la causa del síndrome de alcoholismo fetal, ya que es una de las sustancias más comunes e importantes que afectan el desarrollo del cerebro.

En ese orden, recomendaron a las mujeres “que eviten tomar bebidas alcohólicas  ya que el síndrome es una afección del niño que provoca daño cerebral como de crecimiento. Por lo que es importante que “las instituciones que se han unido por combatir este flagelo tomen medidas concretas y atención para que no haya una criatura con esta problemática y tratar de prevenir el problema”.

El congreso contó con el apoyo de Servicio Nacional de Salud, Servicio Regional de Salud Metropolitano, Maternidades del Gran Santo, Domingo, CODOPSI, Universidades, Sociedad Dominicana de, Pediatría, Sociedad Dominicana de Ginecología y Obstetricia, Consejo Nacional de Drogas, INTRANT, OPS, Clúster de Alcohol y Sociedades sin Fines de Lucro y el mismo presentaron estudios que evidencian los daños que pueden sufrir los bebés por la exposición al alcohol.

Las personas con síndrome alcohólico fetal (SAF) pueden presentar  características faciales anormales, problemas de crecimiento y del sistema nervioso central. También pueden tener problemas de aprendizaje, memoria, atención, comunicación, vista o audición. Es posible que tengan una combinación de estos problemas.