Una vez diagnosticada, esta enfermedad dura toda la vida y su tratamiento debe ser estricto.  

REDACCIÓN.- La diabetes, especialmente la tipo dos ha sido considerada como una de las epidemias del siglo 21.

En nuestro país, un estudio constato que el 13.45 por ciento de la población padece de esta enfermedad, la cual muchas veces cursa de manera silente y su diagnóstico suele ser tardío.

Tres punto cinco por ciento de los dominicanos con este padecimiento desconocían padecer diabetes tipo 2, según el último estudio realizado por el Instituto de la Diabetes.

Por lo que la mayoría continuaban sin tratamiento y llevando un estilo de vida contrario a lo recomendado.

Una vez diagnosticada, esta enfermedad dura toda la vida y su tratamiento debe ser estricto.

Se desarrolla lentamente con el tiempo y la mayoría de las personas a quienes se les detecta la enfermedad, tienen sobrepeso o son obesas en el momento del diagnóstico, además la mayoría son adultos mayores de edad.

 Entre otros de sus factores de riesgo son:

-La genética (Si alguno de sus familiares padece de diabetes, su riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta por mucho, especialmente a través de los años.)

-Alimentación alta en grasas y azúcar

-Inactividad física

-Diabetes gestacional

-Síndrome de ovario poli quístico

-Presión arterial alta

Las personas con diabetes podrían tener el sistema inmunológico debilitado, por lo que estudios sugieren que estos pacientes podrían tener reacciones más graves en caso de contagiarse del covid-19, ingresando a la unidad de cuidado intensivo o presentando síntomas graves.

Investigaciones han reportado que los pacientes con diabetes bien controlada y con su debido tratamiento que han sido hospitalizados por el COVID-19 tienen una mayor tasa de supervivencia. Una diabetes mejor controlada también se asocia con menores marcadores de inflamación.

Más de 5 millones de personas en el mundo padecen de diabetes tipo 2. Se cree que esta cifra continuará en aumento y más de un 50 por ciento de los afectados no sabrán que padecen la enfermedad.