La intolerancia y la impulsividad son dos factores que a juicio de expertos en la conducta humana, detonan conflictos por situaciones accidentales no severas, como por ejemplo una pisada de pie.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La intolerancia y la impulsividad son dos factores que a juicio de expertos en la conducta humana, detonan conflictos por situaciones accidentales no severas, como por ejemplo una pisada de pie.

La falta de empatía, el descontrol, la pobreza de sensibilidad y los altos niveles de imprudencia son características de una persona intolerante, que si no es tratada podría tener graves consecuencias y según psicólogos van en aumento en el país.

Aseguran que son de preocupación los últimos casos de intolerancia suscitados en el país. Un joven que mató a otro en discusión por un vejigazo en celebración de carnaval y un hombre mata a tiros a un joven que le derramó un trago por accidente en una discoteca.

Para este trastorno de personalidad existen terapias psicológicas centradas en el fortalecimiento de las debilidades.

Los expertos en la conducta humana llamaron a fomentar con carácter de rigurosidad el respeto hacia los demás y el amor por la vida.