La muerte de una mujer durante su embarazo, parto o dentro de los 42 días después de su terminación es descifrada como muerte materna infantil.

REDACCIÓN.- El 58 por ciento de las muertes maternas en el país está entre las edades de 10 a 28 años en nuestro país, cifra que resulta alarmante para especialistas.

¿Cuáles son los factores de riesgo que inciden para que ocurran estos decesos y existe forma de prevenirlos?

La muerte de una mujer durante su embarazo, parto o dentro de los 42 días después de su terminación es descifrada como muerte materna infantil.

Entre los principales factores que pueden producirla se encuentran la hipertensión, inducida por el embarazo, las hemorragias, la sepsis, el distres respiratorio y el aborto.

 

Algunos síntomas y signos de alarma que podrían indicar si la madre está en peligro o requiere de atención son

-Dolor de cabeza intenso

-Hinchazón de pies

-Hinchazón manos y cara

-Aumento de peso de más de dos kilos por semana

-Disminución o ausencia de movimientos del bebé.

La mayoría de las muertes maternas son evitables. Las soluciones sanitarias para prevenir o tratar las complicaciones son bien conocidas. Todas las mujeres necesitan acceso a la atención prenatal durante la gestación, a la atención especializada durante el parto, y a la atención y apoyo en las primeras semanas tras el parto.

 

La meta de la Agenda de Desarrollo Sostenible es reducir la mortalidad materna mundial a menos de 70 por 100 mil nacidos vivos entre 2016 y 2030.