Ayuda humanitaria

WASHINGTON, Estados Unidos .- Los ministerios de Salud de las Américas acordaron un plan de acción para fortalecer su capacidad de coordinación del envío y recepción de la ayuda humanitaria internacional durante situaciones de emergencias y desastres, con el fin de dar una respuesta oportuna y eficaz, y salvar vidas.

La gran mayoría de los países de la región tienen la capacidad para responder con sus propios recursos humanos y materiales a emergencias y desastres de escala moderada. Sin embargo, cuando ocurren eventos de mayor magnitud, la asistencia internacional sigue siendo necesaria para complementar los esfuerzos de los países afectados.

“La meta es salvar vidas, evitar discapacidades y proteger la salud, en particular de las mujeres, los niños y las niñas, los adultos mayores, personas con discapacidad o quienes viven en situación de vulnerabilidad, todo en un marco de equidad, transparencia e inclusión”, señaló Ciro Ugarte, gerente regional del Programa de Emergencias y Desastres de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La creación de una red de asistencia humanitaria internacional en salud para emergencias en las Américas es una de las acciones que prevé el Plan de acción para coordinar la asistencia humanitaria 2014-2019, aprobado durante el 53° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que tuvo lugar en Washington, DC, del 29 de septiembre al 3 de octubre.