Esta inversión posibilitará el aumento del estándar del IFV en Cuba, al modernizar las direcciones de control y aseguramiento de la calidad, desarrollo, ensayos clínicos y evaluación de impacto, así como la renovación de las plantas productivas. 

CUBA.- Francia apoyará con 45 millones de euros (equivalentes a 52,8 millones de dólares) al Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de Cuba para ampliar la capacidad de producción de sus vacunas contra la neumonía y la meningitis que tienen como principal destino a África.

La financiación llegará mediante una donación del Fondo de contravalor franco-cubano y sus primeros desembolsos en los próximos meses de 2021 permitirán adquirir equipos y remodelar los complejos productivos y de investigación, según explicó este miércoles el embajador de Francia en Cuba, Patrice Paoli.

En declaraciones tras la firma del acuerdo, el diplomático francés dijo que tanto el incremento cuantitativo como cualitativo en la producción de las vacunas, acordes a los estándares de calidad internacional, tendrán un beneficio para la población cubana y las naciones en vías de desarrollo.

"Al tratarse de vacunas seguras y asequibles resultan importantes para preservar la salud y ayudar a reducir las desigualdades en cuanto a vacunación, siendo la meningitis un peligro a enfrentar", subrayó Paoli, citado por la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de La Habana ha desarrollado en 1989 la vacuna VA-MENGOC-BC contra la enfermedad meningocócica causada por los serogrupos B y C, y de las fórmulas Soberana 02 y Soberana Plus, dos de los tres inmunógenos que se aplican en Cuba contra el coronavirus, causante de la covid-19.

El director del IFV, Vicente Vérez, señaló que las vacunas conjugadas-plataforma sobre la cual se sustenta Soberana 02- son muy utilizadas en niños pequeños para vencer la meningitis y la neumonía bacterianas, porque los infantes no responden a los antígenos que tienen esas bacterias.

Además explicó que esta inversión posibilitará aumentar el estándar de esa institución científica al modernizar las direcciones de control y aseguramiento de la calidad, desarrollo, ensayos clínicos y evaluación de impacto, así como la renovación de las plantas productivas.