De acuerdo al doctor Benjamin Chaffee, profesor asociado de la Facultad de Odontología de San Francisco de la Universidad de California, "cuando los padres piensan en el tabaco, muchos se imaginan fumando un cigarrillo, pero es posible que otros productos de tabaco y nicotina no se les ocurran".

SANTO DOMINGO.- Un porcentaje de la juventud en la República Dominicana que se da la tarea de usar cigarrillos electrónicos, por “estar a la moda”, según ellos, no se imaginan que esto es un mal que va como la candela en un basurero, y está consumiendo la mayoría de los jóvenes que decidieron cambiar la lectura por el consumo de nicotina.

Se puede considerar que los llamados vaper contienen nicotina, misma que es altamente adictiva, además de que puede afectar el desarrollo del cerebro en adolescentes y que al parecer muchos padres desconocen el mal que les trae a la salud de sus hijos con esta nueva “moda”.

En un recorrido realizado en algunos lugares de expendio de bebidas alcohólicas, en la que se pudo observar como los cigarrillos electrónicos se han convertido en el acompañante principal de los jóvenes.

En tanto la presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología, Rafaelina Concepción, precisó en junio del año 2022 que el 13 % de la población dominicana fuma y que una sola inhalada de vape equivale al mismo humo de tener 20 cigarrillos en la boca.

Con las cifras alarmantes de los usuarios de cigarrillos electrónicos, en jóvenes de 18 a 24 años de edad, haría falta una campaña que incentive aún más a la juventud de “cambiar vaper por libros” y con esto reducir el riesgo de infarto o una enfermedad catastrófica originada por la nicotina.

Padres y madres

En tanto, para lograr que muchos adolescentes cambien “vaper por libros”, deberá estar acompañada por los padres y madres que al igual que sus hijos, desconocen el daño mortal que le puede hacer los cigarrillos electrónicos a sus vástagos, debido a que los cigarrillos electrónicos también se pueden usar con marihuana, aceite de hachís u otras sustancias prohibidas.

De acuerdo al doctor Benjamin Chaffee, profesor asociado de la Facultad de Odontología de San Francisco de la Universidad de California, "cuando los padres piensan en el tabaco, muchos se imaginan fumando un cigarrillo, pero es posible que otros productos de tabaco y nicotina no se les ocurran".