Kuala Lumpur.- Investigadores del Instituto de Inmunología de Singapur y la farmacéutica francesa Vivalis han descubierto anticuerpos humanos que pueden combatir el chikungunya, un raro virus de origen africano sin tratamiento o vacuna.

El equipo internacional de científicos, coordinado por la doctora Lucile Warter, cree que el hallazgo es un enorme paso hacia delante en la lucha contra una enfermedad transmitida por el mismo mosquito portador del dengue, informó este martes el diario singapurés "Straits Times".

Warter explicó que usaron la tecnología Humalex de Vivalis para aislar los anticuerpos monoclonales -idénticos porque son producidos por un solo tipo de célula del sistema inmune- cultivados junto a otras células resistentes al chikungunya.

"Esperamos confirmar más adelante que usar estos anticuerpos sea un tratamiento válido para la enfermedad", añadió la experta.

Según la Organización Mundial de la Salud, la llamada artritis epidémica chikungunya es una cepa de fiebre viral transmitida por los mosquitos "aedes aegypti" y "aedes alopictus", endémica en el Sudeste Asiático y zonas de África.

Un brote infectó en 2008 a medio millar de personas en Italia hasta que la epidemia fue controlada por las autoridades sanitarias