Hospital Francisco Moscoso Puello.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Los centros de Salud Pública del Gran Santo Domingo se mantuvieron abarrotados de pacientes durante el feriado de Navidad, debido al cierre de dos grandes hospitales del Distrito Nacional.  Según los directores, la mayoría de las emergencias fueron por accidentes de tránsito, riñas e intoxicaciones. 

Este viernes la calma reinaba en los diferentes hospitales de la zona metropolitana, tras dos días de intensos ajetreos.

Tan solo en el Moscoso Puello la cantidad de pacientes que se recibió durante Nochebuena fue duplicada para el día de Navidad.

En el Hospital Vinicio Calventi se atendieron unos 240 paciente,  de los cuales, 120 fueron por traumas múltiples productos del feriado, mientras que el Marcelino Vélez recibió unos 61.

Aseguran que el cierre del Luis Eduardo Aybar y el Darío Contreras no ha afectado el servicio pero sostienen aun así mantienen un refuerzo médico permanente.

Este viernes el Director Metropolitano de Salud realizó un recorrido en los hospitales del Gran Santo Domingo para supervisar los insumos de cara al feriado de Fin de año