Esto produce que el cerebro no pueda o tenga impedimentos en enviar los mensajes hacia los músculos, dificultando el movimiento de éstos.

REDACCIÓN.- Este 6 de octubre se conmemora el “Día Mundial de la Parálisis Cerebral”, que como cada año se celebra el primer miércoles del mes, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad ante una enfermedad que es una de las causas más frecuentes de discapacidad motora y la más frecuente en niños.

Este día sirve para darle visibilidad a un grupo de trastornos que afecta la corteza motora del cerebro y causa problemas de movimiento y equilibrio.

El lema de este año es: “Apoyo 168 horas”

De esta manera, el colectivo busca reivindicar la cobertura de apoyo que necesitan 24 horas al día, 7 días de la semana. Si multiplicamos las 24 horas que tiene un día por los 7 días que hay en una semana, el resultado son 168 horas. Ese número equivale al número de horas semanales que necesitan apoyo las personas con parálisis cerebral para realizar cualquier actividad.

Se estima que al menos 17 millones de personas en el mundo padecen de este trastorno que se produce por una lesión en el cerebro que puede originarse durante la gestación, falta de oxígeno en el parto o en los primeros años de vida del niño.

Debemos de tener en cuenta que en cada persona la parálisis cerebral será diferente, ya que no hay dos personas con el mismo trastorno. Algunas personas vivirán sin ninguna manifestación de su discapacidad, mientras que otras requieren apoyo de otras personas como apoyo.

Los síntomas deben ser tratados especialmente desde cuatro áreas fundamentales: apoyo educativo, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, entre otras.

La Parálisis Cerebral se define como un trastorno neuromotor no progresivo debido a una lesión o una anomalía en el desarrollo del cerebro del feto, del recién nacido o del lactante. Esto produce que el cerebro no pueda o tenga impedimentos en enviar los mensajes hacia los músculos, dificultando el movimiento de éstos. Además de los trastornos motores, también está asociado a otros de tipo sensorial, perceptivo y psicológico.