Italia ya supera los 5,1 millones de contagios desde febrero de 2020 y los 134.000 fallecidos. Este martes se han comunicado 15.756 nuevos positivos y 99 muertes.

ROMA.- La curva de contagios por coronavirus está en aumento en Italia, con una incidencia semanal de 173 casos por 100.000 habitantes, mientras ya se han detectado once infectados con la nueva variante, ómicron, dijo hoy el presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro.

En una comparecencia parlamentaria, sostuvo que estos once casos son todos de personas que habían estado en Sudáfrica o en estrecho contacto con gente del país, y se han detectado en las regiones de Calabria, Campania (sur), Véneto y Alto Adige (norte) y en la isla de Cerdeña.

Italia ya supera los 5,1 millones de contagios desde febrero de 2020 y los 134.000 fallecidos. Este martes se han comunicado 15.756 nuevos positivos y 99 muertes.

La propagación del virus está provocando que aumente la presión hospitalaria y preocupan especialmente las regiones del Véneto y Liguria (norte) y el Lacio (centro) por el nivel de ingresados en ucis.

Brusaferro lamentó que todavía haya en Italia "6,5 millones de personas mayores de doce años que no han iniciado el ciclo de vacunación, ni siquiera han recibido una dosis", y muchas de ellas están entre los 30 y 60 años.

"Las coberturas más bajas se registran en particular entre los 30 y 49 años, el grupo de edad que se caracteriza por la mayor circulación del virus", explicó, al tiempo que subrayó que "un 10 % de la población sin vacunar es un número significativo para que el virus siga circulando".

El 87,86 % de la población italiana de más de doce años ya ha recibido al menos una dosis contra el coronavirus y 84,84 % tiene la pauta completa.

En Italia desde ayer, lunes, se exige un certificado sanitario reforzado para disfrutar del ocio y la restauración, que solo tienen los inmunizados o los curados, y los no vacunados quedan excluidos de este tipo de actividades.

El primer día de obligatoridad del certificado sanitario reforzado en Italia se inspeccionó a 70.000 personas y sólo fueron impuestas 130 multas, lo que, según el Ministerio del Interior, muestra la buena acogida de los ciudadanos a las nuevas medidas decretadas para frenar el aumento de contagios en Navidad.