¿Qué tan cierto es esto y cómo no alimentarnos correctamente podría repercutir en nuestro rendimiento y concentración en el trabajo o incluso en nuestra vida personal? 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Todos hemos escuchado el refrán popular que dice “El mal comido no piensa”.

¿Qué tan cierto es esto y cómo no alimentarnos correctamente podría repercutir en nuestro rendimiento y concentración en el trabajo o incluso en nuestra vida personal?

La forma en que llevamos nuestra alimentación puede influir en nuestro ánimo, conducta, emociones y salud física y mental.

Nuestro sistema nervioso es activado por los alimentos que consumimos y el hecho también de no comer hace que se altere la química y funcionamiento del cerebro.

El cerebro es un órgano que debemos nutrir mediante una alimentación balanceada rica en vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

¿Cuáles son algunas de las comidas que más nos ayudaran a tener un buen rendimiento físico y mental? Cacao, nueces y frutas secas, avena, lentejas, plátanos, pescado azul, granos y vegetales

Las personas que han tenido una buena alimentación durante su infancia son más inteligentes durante la vida adulta