La cobertura contra el sarampión, la difteria, el tétanos y la tos ferina podrían haber caído por debajo del 80 % en el 2020, según un reciente estudio publicado por la revista médica The Lancet.

SANTO DOMINGO.- La pandemia alteró la vacunación rutinaria a unos 17 millones de niños en todo el mundo según un reciente estudio.

¿Cuáles enfermedades prevenibles pueden resurgir debido a esto?

La cobertura contra el sarampión, la difteria, el tétanos y la tos ferina podrían haber caído por debajo del 80 % en el 2020, según un reciente estudio publicado por la revista médica The Lancet.

Se trata de un declive de un 7 por ciento menos con respecto a los niveles esperados si no hubiese habido pandemia.

 

Las alteraciones sucedieron por distintos motivos según la investigación. Entre ellos se encuentran  los confinamientos, que han dificultado a los padres acceder a las vacunas, a que los recursos fueron derivados a otras funciones relacionadas con el COVID-19, a la falta de equipamiento de protección apropiado y a problemas en la cadena de distribución.

Según organizaciones internacionales, esto ha aumentado el riesgo de que aproximadamente 80 millones de niños menores de 1 año contraigan una enfermedad prevenible, pero que en muchos casos puede resultar grave.

Es especialmente importante que los niños de alto riesgo reciban la vacuna. Entre ellos se encuentran los que sufren de asma, deficiencias cardíacas o anemias.