Una crisis puede derrumbar a una familia, pero también la familia puede emerger de la crisis, fortalecida, transformada y con mayores recursos.

SANTO DOMINGO.-Una crisis puede derrumbar a una familia, pero también la familia puede emerger de la crisis, fortalecida, transformada y con mayores recursos.


Las crisis en las familias son oportunidades de cambio

y transformación.