Como a partir de la semana 28 de gestación los embarazos son más viables, les parece incorrecto incluir esos casos en el estudio.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Las vacunas de la covid-19 no causan una tasa del 82 % de abortos espontáneos, como afirman publicaciones en internet de diferentes países que tergiversan datos de la agencia estadounidense de salud CDC difundidos por The New England Journal of Medicine (NEJM).

EFE Verifica ha recibido una consulta en su canal de WhatsApp sobre una de estas publicaciones compartidas en redes sociales, que tienen su origen en Estados Unidos y el Reino Unido.

En España, un artículo afirma que un estudio del New England Journal of Medicine revela una tasa de aborto espontáneo del 82 % entre las mujeres embarazadas "timo vacunadas", y que esos datos "están engañosamente enterrados" en las notas a pie de página de una tabla.

DATOS: En realidad, la citada investigación concluye que no hay riesgos manifiestos para las embarazadas que han recibido las vacunas de ARN mensajero (ARNm), aunque advierte de que es necesario recabar más información y limita la tasa de abortos espontáneos al 12,6 %, similar a las detectadas antes de la pandemia.

Quienes, por el contrario, afirman que los resultados de este estudio elevan la tasa al 82 % están tergiversando los datos, ya que no tienen en consideración la mayor parte de embarazos evaluados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la agencia pública estadounidense que ha realizado el informe en el que se basa el estudio de la publicación científica.

El argumento que emplean los autores de estos mensajes engañosos es que 700 de las 827 mujeres recibieron la vacuna cuando ya estaban en su tercer trimestre, un momento del embarazo en el que los fetos están mucho más desarrollados y el aborto espontáneo es menos común.

Como a partir de la semana 28 de gestación los embarazos son más viables, les parece incorrecto incluir esos casos en el estudio.

Este razonamiento ha sido calificado de "sinsentido estadístico" por Victoria Male, profesora de Inmunología Reproductiva en el Imperial College de Londres, en un hilo de Twitter en el que subraya que las cifras de abortos que refleja esta investigación "no son más altas de lo normal".

El estudio de CDC sobre los efectos de las vacunas de ARNm de la covid en los embarazos registra una tasa de aborto espontáneo del 12,6 %, con 104 casos entre 827 embarazos.

"Aunque no es directamente comparable, las proporciones calculadas de embarazos adversos y resultados neonatales en personas vacunadas contra la covid-19 que tuvieron un embarazo completo fueron similares a las incidencias informadas en estudios con mujeres embarazadas que se realizaron antes de la pandemia", agregan los investigadores.

Por tanto, la afirmación de que la tasa de abortos espontáneos afecta a ocho de cada diez mujeres que han recibido vacunas de ARNm no se corresponde con los datos de la investigación de la CDC que los antivacunas citan como fuente, donde se muestra una tasa de abortos que no difiere de los resultados anteriores la pandemia y tampoco se observan riesgos manifiestos asociados a las vacunas.