El consumo de snacks tiene una gran importancia en la alimentación pues permite que el cuerpo y la mente puedan lograr un buen funcionamiento.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Las almendras es uno de los frutos secos que debemos incluir como snack en nuestra dieta, debido a los beneficios que aporta a nuestro organismo ya que mejora salud cardiovascular, digestiva, emocional, así como prevenir enfermedades.

De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Florida, auspiciada por el AlmondBoardof California, encontró que agregar un número moderado de almendras o mantequilla de almendras a la alimentación diaria de padres e hijos, es decir 1.5 onzas por día para los abuelos, 1 onza por día para los papás que equivale a 23 almendras y .5 onzas por días para los niños, mejoró significativamente la calidad general de la alimentación y el sistema digestivo al mejorar la microbiota en los participantes del estudio.

“Recomendar el consumo moderado de almendras como snack es una estrategia sencilla para establecer patrones de alimentación saludable en los niños y una forma factible de ayudar a mejorar la salud pública”, comentó la Mtra. Carmen Ruiz, especialista en nutrición clínica y nutrición deportiva.

El consumo de snacks tiene una gran importancia en la alimentación pues permite que el cuerpo y la mente puedan lograr un buen funcionamiento. Para esto, es importante elegir los que son saludables para alcanzar un perfecto equilibrio y cubrir las necesidades diarias del organismo incluyendo ingredientes naturales, bajos en grasas saturadas y sin azúcares añadidos como las almendras.

Aunque no existe un horario recomendado para el consumo de los snacks durante el día, lo ideal es comerlos tres o cuatro horas tanto después del desayuno como de la comida.

Estas son las razones por las que debemos incluir este fruto seco en la alimentación.

•Controla el apetito y ayuda a la saciedad, evitando la ingesta compulsiva de alimentos

•Puede ayudar a levantar el estado de ánimo y favorecer el buen humor

•Si haces ejercicio, complementas el consumo de proteína, magnesio y vitamina E que favorecen el desempeño y recuperación.

•Ofrece una posibilidad más para incorporar nutrimentos saludables como las vitaminas, antioxidantes, minerales, fibra y agua.