Pese a que no existe vacuna contra esta enfermedad, en los últimos años, hay terapias muy eficaces para tratarla.

SANTO DOMINGO.- Más de 300 mil personas podrían estar infectadas por hepatitis B y C en la República Dominicana según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Estas enfermedades causan más muertes al año que el sida, la tuberculosis o la malaria si no son detectadas y tratadas a tiempo.

¿Cómo se transmiten y cuáles son sus medidas de prevención más efectivas?

El 90 por ciento de las personas con hepatitis C en el país no saben que padecen esta condición, ya que usualmente ataca silenciosamente y cuando presenta síntomas suele estar en etapa avanzada.

Esta enfermedad que afecta el hígado, se contagia a través del contacto de fluidos corporales o de la sangre.

El virus de la hepatitis C suele dañar el hígado y causa la muerte. Pese a que no existe vacuna contra esta enfermedad, en los últimos años, hay terapias muy eficaces para tratarla.

Los principales síntomas de la enfermedad incluyen:

-Fatiga

-Fiebre prolongada

-Inapetencia

-Pérdida de peso

-Náuseas y vómitos

-Dolor en las articulaciones

-Orina color amarillo oscuro

Mientras, la hepatitis B es causante de una infección crónica; pero afortunadamente, hay una vacuna muy eficaz contra esta, la cual se contrae igual que la hepatitis C,  a través del contacto con sangre o fluidos corporales de una persona que tenga el virus.

En el caso de la hepatitis A, esta se contrae por agua o comida contaminada. Si bien uno puede estar muy enfermo, no se convierte en infección crónica.

Las vacunas protegen contra la hepatitis A y son particularmente importantes para niños y viajeros.

Según la OMS, si se mejorara la prevención y los tratamientos de esta enfermedad, se evitarían alrededor de siete millones de muertes hasta el año 2030.