Aunque las autoridades esperan los resultados para confirmar si el deceso de la niña Ángela Martínez de dos años, se debió a un posible contagio de cólera, indicaron que cuando fue llevada al hospital móvil se encontraba en estado crítico. 

Por: Sandy Cuevas

La muerte de una niña que fue llevada desnutrida y con síntomas sospecho de cólera al hospital móvil que ofrece asistencia en La Zurza, enciende la alarma de preocupación sanitaria entre las autoridades y los familiares del infante.

Aunque las autoridades esperan los resultados  para confirmar si el deceso de la niña Ángela Martínez de dos años, se debió a un posible contagio de cólera, indicaron que cuando fue llevada al hospital móvil se encontraba en estado crítico.

La abuela de la niña fallecida Francia de Jesús expresó “Si era cólera no tenía mucho tiempo porque ella el viernes estaba jugando y de to”, dijo.

De Jesús dice que toda la madrugada del viernes 30 de diciembre se mantuvo en vela por la diarrea y vómitos que presentó la niña, no fue hasta el día siguiente que la llevaron a la carpa médica.

En tanto, la doctora Andreina Rodríguez sostuvo “No es que no sepan que la carpa no está, sino que sobre entienden que no es importante el servicio hasta estar en deshidratación” manifestó.

Las autoridades sanitarias advirtieron que en los últimos días los pacientes que presenta síntomas diarreicos se están auto medicando en sus hogares y cuando llegan a buscar ayuda están más complicados.

Asimismo, el doctor Máximo W. Canela aseguró “que no se auto mediquen que cuando tengan una diarrea que acudan a su médico más cercano en este caso las carpas que tienen médicos”, dijo.

En los hospitales móviles instalados en la zona desde hace 21 días, se han atendido emergencias pero relativas a otras condiciones de salud como hipertensión y cefalea.

De acuerdo a las autoridades pese a que los 20 tinacos instalados en La Zurza poseen agua permanente, los ciudadanos continúan utilizando el agua de “La Poza”.