Shanghái.- Las autoridades de Shanghái, en el este de China, anunciaron hoy la condena de ocho personas por pertenencia a una banda de falsificación de medicamentos, a la que se le confiscaron 840,000 píldoras falsas de 66 tipos de medicinas, la mayoría de prescripción médica necesaria como Viagra y Xilishi.

Según recoge hoy la prensa local, la red tenía alijos escondidos en varios distritos del centro y las afueras de Shanghái, así como en las provincias de Hebei (centro) y Cantón (sureste), y los ocho implicados detenidos han sido condenados a pasar entre uno y dos años y 10 meses de prisión.

La mayoría de los medicamentos se utilizaban para mejorar la estimulación y el rendimiento sexual, y se elaboraban en talleres rurales a partir de extractos de plantas y componentes químicos.

Después eran etiquetados como medicamentos de grandes firmas farmacéuticas, tanto extranjeras como locales, para aparentar ser productos de marcas reconocidas en China como Viagra, Lion King, Black Ants o Xilishi.

Las píldoras incautadas están valoradas en 30 millones de yuanes (3,44 millones de euros, 4,72 millones de dólares), indicó la agencia oficial Xinhua.

Los ocho implicados, que estaban instalados en Shanghái, eran inmigrantes de otras provincias de China, y vendían sus productos en aldeas de las afueras, a través de pequeñas tiendas de alimentación y medicinas, en tiendas de objetos sexuales y a través de internet, señala el diario "Shanghai Daily".

De hecho llegaron a abrir tres portales para su venta, e incluso estaban inscritos en plataformas de comercio electrónico.

Los medicamentos de estimulación sexual están entre los productos más comúnmente falsificados en China en los últimos tiempos.

En enero pasado las autoridades de Pekín destruyeron más de 60 toneladas de medicinas falsificadas, entre ellas Viagra, e instrumentos médicos y farmacéuticos que no cumplían con los estándares de calidad y seguridad necesarios