La transmisión aérea no se puede descartar en escenarios con multitudes o lugares cerrados y poco ventilados, según informo esta semana la Organización Mundial de la Salud.

SANTO DOMINGO.- La Organización Mundial de la Salud reconoció que hay cada vez más evidencia de que el coronavirus puede propagarse por pequeñas partículas suspendidas en el aire.

La transmisión aérea no se puede descartar en escenarios con multitudes o lugares cerrados y poco ventilados, según informo esta semana la Organización Mundial de la Salud.

https://youtu.be/wu-eM6jY19c

Ahora, se considera que estas partículas pueden mantenerse en suspensión durante un cierto tiempo y contagiar a quien las inhala si tienen bastante carga vírica.

En un comunicado, la OMS admite que ha habido brotes de coronavirus en ciertos sitios cerrados, como restaurantes, clubs nocturnos, gimnasios o zonas de trabajo dónde se habla en tono elevado.

El riesgo de la transmisión por aerosol se debe a que hay partículas microscópicas que una persona con coronavirus libera al toser, estornudar, hablar o respirar.

Pero a diferencia de las gotículas, este tipo de partículas más pequeñas pueden quedar suspendidas en el aire, no solo caer y depositarse en alguna superficie.

Si se confirma esta evidencia, las guías de conducta que manejamos en espacios cerrados podrían cambiar y debería limitarse especialmente en estos lugares con poca ventilación.

En muchos de los casos el enfermo se ha contagiado después de una larga exposición a las partículas aéreas.

La OMS insiste en que hacen falta más estudios "urgentemente" para investigar este tipo de transmisión.