En declaraciones a Sky News desde Carbis Bay, en Cornualles (suroeste de Inglaterra), donde preside la cumbre del G7, Johnson afirmó que, para que la desescalada del confinamiento impuesto en enero sea "irreversible", el Gobierno ha de ser precavido.

LONDRES.- El primer ministro británico, Boris Johnson, consideró este sábado "muy, muy preocupante" el avance de la variante Delta del coronavirus -inicialmente identificada en la India- y reconoció que deberá proceder con "cautela" en la última etapa del desconfinamiento en el Reino Unido.

En declaraciones a Sky News desde Carbis Bay, en Cornualles (suroeste de Inglaterra), donde preside la cumbre del G7, Johnson afirmó que, para que la desescalada del confinamiento impuesto en enero sea "irreversible", el Gobierno ha de ser precavido.

"Está claro que la variante india es más transmisible y también es cierto que los casos (positivos) están aumentando, así como los niveles de hospitalización", sostuvo el líder "tory", que admitió que ahora es "menos optimista" que a finales de mayo sobre la situación de la pandemia.

Los medios británicos informan hoy de que el Ejecutivo conservador se plantea retrasar al menos cuatro semanas, hasta finales de julio, la fase final de su plan de desconfinamiento, ante el incremento de contagios impulsado por la variante Delta.

Según la prensa, el Gobierno, que anunciará su decisión el lunes, sopesa como "primera opción" posponer de la fecha prevista del 21 de junio hasta aproximadamente el 19 de julio el levantamiento total de las restricciones sociales, que hubiera conllevado la reapertura de discotecas y la eliminación del límite de personas que pueden juntarse, así como posibles facilidades para los viajes.

Numerosos científicos han opinado en los últimos días que ha de retrasarse el fin de la desescalada para evitar una tercera ola de la pandemia en este país, hasta que haya más gente vacunada.

Los expertos calculan que un 96 % de los nuevos casos de covid-19 en territorio británico se deben ahora a esa variante, que es un 60 % más transmisible que la que hasta ahora dominaba aquí, la Alfa, registrada inicialmente en el condado inglés de Kent.

Según los últimos datos oficiales, entre el jueves y el viernes se registraron en el Reino Unido 8.125 contagios del virus, un 58,1 % más que hace una semana, con 17 muertes a 28 días de haber dado positivo, un 10,9 % más.

Hay actualmente más de 29 millones de personas inmunizadas con las dos dosis preceptivas de la vacuna, un 55,4 % de la población adulta.