De junio de 2020 a agosto de 2021 se han atendido más de 5 mil casos, de estos más de mil han sido menores de 17 años.

SANTO DOMINGO.-El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia advirtió hoy en su publicación anual y global más relevante que los efectos de la COVID-19 sobre la salud mental y el bienestar de los niños y los jóvenes podrían prolongarse durante muchos años.

Durante estos tiempos de pandemia, han incrementado los casos de depresión, ansiedad y estrés en los adolescentes y menores de edad.

Las últimas estimaciones disponibles sugieren que el 15 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de 10 a 19 años en América Latina y el Caribe (alrededor de 16 millones) viven con un trastorno mental diagnosticado.

UNICEF en el país ha apoyado en el establecimiento de la Línea Familiar Contigo, una herramienta de ayuda psico emocional creada a partir de la pandemia por la COVID-19 para ofrecer ayuda a los niños,  niñas y adolescentes, al igual que a sus familias. Siendo el objetivo: mitigar el impacto emocional causado por la situación del coronavirus.

De junio de 2020 a agosto de 2021 se han atendido más de 5 mil casos, de estos más de mil han sido menores de 17 años.

La labor de los psicólogos es de alta importancia en estos momentos. Sin embargo, especialistas en el área expresan que este sector se ha quedado en el olvido.