Los psicólogos especialistas en Salud Mental y Políticas Públicas, Angelina Sosa y Julio Canario, coinciden en señalar que las consecuencias del castigo físico son significativas para la buena salud mental de los niños.

SANTO DOMINGO.- Psicólogos especialistas del Instituto de Salud Mental y Telepsicología, ISAMT, hicieron este jueves un llamado a los legisladores para que eliminen de la propuesta del Código Penal, la despenalización de la disciplina violenta.

Los psicólogos especialistas en Salud Mental y Políticas Públicas, Angelina Sosa y Julio Canario, coinciden en señalar que las consecuencias del castigo físico son significativas para la buena salud mental de los niños. “Un niño que es castigado con golpes o cualquier otro tipo de daño físico, tendrá problemas de personalidad, de autoestima y bajo rendimiento académico, además de que lo hará ser un niño agresivo en sus juegos y con otros niños”. advierten.

Este llamado lo han hecho en el marco de someterse a la Asamblea Legislativa la propuesta del nuevo Código Penal, el cual elimina la disciplina violenta física para ser sancionada. Una de las modificaciones, recientemente incluidas en el Código Penal, es un párrafo del artículo 123 que permite la disciplina violenta en el hogar. “Esta modificación implica un retroceso sobre la legislación vigente, Ley 24-97 de violencia intrafamiliar y la Ley 136-03 sobre el Código para la Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes”

Los profesionales señalan. “En los programas comunitarios que desarrollamos, es notable como los padres aceptan como bueno y válido el castigo físico, justificando que si es pequeño es válido. Y cuando entrevistamos a esos niños, observamos conductas de retraimiento, dificultades para la socialización con sus pares, y signos de ansiedad y estrés. Además, las familias donde aplicar el castigo físico es lo principal, existen altos niveles de disfuncionalidad familiar, baja comunicación y apego emocional entre los padres e hijos”.

“Lo que nosotros observamos es que seguimos repitiendo el patrón de que la buena educación es en base a los golpes, que una buena pela lo libra de ser delincuente; pero lo que no se dice es que esas pelas y esos golpes físicos traen a muchas personas situaciones importantes de su salud mental, llevando a algunos hasta la ansiedad, la depresión y las ideas suicidas”, señala la Licda. Sosa, directora general del ISAMT.

De su lado, Canario, presidente de la organización indica que promueven en las familias dominicanas el buen trato en la infancia, y junto a organizaciones como el UNICEF abogan por el desarrollo de políticas públicas que protejan los derechos de todas las personas, incluidos los niños, las niñas y los adolescentes, que son los más vulnerables.

Afirman que es necesario que el país mantenga los compromisos asumidos internacionalmente sobre los derechos de los niños y niñas en la Convención de los Derechos del Niño.