La paciente de Esperanza no había recibido tratamiento por los medicamentos antirretrovirales que habitualmente se indican para personas viviendo con el VIH.

REDACCIÓN.- El caso de una argentina que consiguió una remisión sostenida de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) sin recibir medicamentos, ha provocado que un equipo de científicos  del Conicet y la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina y los Estados Unidos investigue su proceso.

Los expertos han señalado que este indicio podría ayudar a entender mejor qué pasa en el sistema inmune del organismo cuando queda afectado por el VIH.

La líder de la investigación en Argentina fue Natalia Laufer, que es médica, especialista en enfermedades Infecciosas, doctora de la Universidad de Buenos Aires e investigadora en el Instituto INBIRS (que depende del Conicet y la UBA). En diálogo con Infobae, Laufer contó que el médico que seguía a la mujer con remisión sostenida contactó al INBIRS en 2016. “Nos contactó el médico que la seguía porque no terminaba de entender cómo definir el cuadro de la paciente”, dijo la investigadora.

La paciente de Esperanza no había recibido tratamiento por los medicamentos antirretrovirales que habitualmente se indican para personas viviendo con el VIH. “Solo le indicamos el tratamiento con antivirales durante el embarazo para asegurarnos que no haya ninguna posibilidad de transmisión vertical a su bebé, que nació sin el virus”, comentó la doctora Laufer. Publicaron el caso en la revista especializada Annals of Internal Medicine del 16 de noviembre.

A partir de este caso y el de otra paciente que reside en San Francisco, Estados Unidos, los investigadores tienen más posibilidad de estudiar qué características de su sistema inmune hacen que puedan controlar al VIH de manera constante y sin medicación. “Estos casos son muy excepcionales. Podrían haber más casos similares, pero son muy poco frecuentes”, afirmó Laufer.

El primer caso es una mujer californiana de 67 años. Se llama Loreen Willenberg, y los investigadores que la estudiaron no encontraron ningún virus intacto en más de 1.500 millones de sus células. El sistema inmune de Willenberg ha conseguido mantener el control del virus durante casi tres décadas sin el uso de medicamentos antirretrovirales. A partir del nuevo estudio, Laufer y su equipo esperan estudiar los mecanismos relacionados con la cura esterilizante de la paciente de Esperanza para ver si se pueden trasladar a otras personas.