Cualquier persona que experimente mucosidad con mal olor o síntomas acompañados por una fiebre significativa deberá consultar a su médico para obtener un diagnóstico adecuado.

SANTO DOMINGO.- Los pólipos nasales son crecimientos blandos y benignos en los recubrimientos de la nariz o en los senos nasales. Suelen desarrollarse en grupos, semejantes a los racimos de uvas.

Sobre este tema, la especialista Sajidxa Mariño, habla sobre los pólipos nasales y el goteo postnatal, respondiendo inquietudes y aportando recomendaciones para quienes padecen estos síndromes.

Los pólipos nasales son unas formaciones blanquecinas que aparecen en el interior de las fosas nasales o de los senos paranasales y que son debidos a un proceso inflamatorio de la mucosa. Estos pólipos son benignos, pero pueden crecer hasta el punto de llegar a obstruir completamente las fosas nasales.

Sobre la relación qué existe entre los pólipos nasales y el goteo postnasal, la especialista dijo que el excesivo crecimiento de la mucosa tiene varias complicaciones y la primera es que obstruye el paso del aire por las fosas nasales, también hace que se queden estancadas las secreciones, lo que genera una complicación que da paso a la rinorréa crónica o goteo nasal.

Cualquier persona que experimente mucosidad con mal olor o síntomas acompañados por una fiebre significativa deberá consultar a su médico para obtener un diagnóstico adecuado.

Las personas que han experimentado síntomas de goteo postnasal durante 10 días o más también deberían consultar a un médico para obtener un diagnóstico.