El sentimiento constante de alerta y amenaza que nos persigue puede tener consecuencias en nuestra psicología y en la forma en que nos relacionamos.

REDACCIÓN.- El regreso a la normalidad como era la vida a principios de 2020 todavía está muy lejos.

Incluso cuando se alivien las restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia de covid-19, el coronavirus seguirá afectando nuestras vidas de muchas maneras.

La exposición constante a este tipo de contenido está aumentando los niveles de ansiedad, con efectos inmediatos en nuestra salud mental.

Pero es que, además, el sentimiento constante de alerta y amenaza que nos persigue puede tener consecuencias en nuestra psicología y en la forma en que nos relacionamos.

Otras situaciones que serán totalmente diferentes por un largo tiempo después de la pandemia son:

-Seremos dependientes de la tecnología por un largo tiempo

-Habrán más casos de depresión y de no empatía

-Nos volveremos más desconfiados a los desconocidos

-Pérdidas económicas

-Querremos saber más sobre nuestra salud

-Continuaremos con las medidas de higiene como lavado de manos y desinfección

-Muchos optaran por continuar utilizando su mascarilla

-Se implementará con más frecuencia el trabajo desde casas

Aún no sabemos cuándo volveremos a la normalidad. Sin embargo, especialista estiman que para el año 2022 ya empezaremos a retornar a como era nuestra vida antes de la pandemia.