Los ronquidos son el sonido ronco o fuerte que se produce cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y hace que estos vibren mientras respiras.

SANTO DOMINGO.- La doctora Sajidxa Mariño explica cómo los ronquidos afectan la calidad del sueño en el segmento Respira Libre.

¿Qué son los ronquidos?

Los ronquidos son el sonido ronco o fuerte que se produce cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y hace que estos vibren mientras respiras. Casi todas las personas roncan de vez en cuando, pero para algunas personas esto puede ser un problema crónico. A veces, también puede indicar una enfermedad grave. Además, los ronquidos pueden ser una molestia para tu pareja.

Causas de los ronquidos

Estos son los motivos que están relacionados con roncar:

1.  Bebidas alcohólicas o fármacos, ya que pueden favorecer un bajo tono de la musculatura de la garganta o de la lengua.

2. El sobrepeso, ya que suele conllevar acúmulos grasos en el cuello o las amígdalas.

3. Vegetaciones, o adenoides, muy grandes que son desarrollos excesivos de los tejidos de la garganta.

4. Longitud del paladar. Un paladar blando y una úvula muy extensas hacen que sea más reducida la zona de la faringe que comunica con la

5. cavidad bucal y nasal.

6. Problema en la respiración nasal. Si la nariz presenta una obstrucción en sus cavidades, implica que la persona necesite un mayor esfuerzo.

7. para respirar por la nariz. Nuestra neumóloga nos explica que "esto crea una presión negativa, o vacío, en la faringe que favorece su cierre".

8. Anatomía, como un cuello con poca longitud.

9. Hereditario. Es habitual que haya roncadores en una misma familia.

¿Cómo prevenir los ronquidos?

Los ronquidos no pueden evitarse, pero si existen algunos consejos para disminuirlos, que no sea solo que nuestro compañero nos mueva. A continuación, te las detallamos:

1. Usar tiras nasales. Úsalos si el ruido proviene de la nariz. Debes cuidar que las fosas nasales se mantengan separadas.

2. Evitar el alcohol antes de dormir. Porque permite que el paladar y la garganta se relajen al dormir, causando ronquidos.

3. Perder peso. El exceso de tejido graso en el cuello, puede terminar presionando las vías respiratorias dificultando la circulación del aire.

4. Dormir de costado. Al hacerlo boca arriba favorece la obstrucción de las vías respiratorias, propiciando la aparición de los ronquidos. Así que, lo mejor es acomodar el cuerpo de lado para que el aire tenga libre circulación, aquí es fundamental usar la almohada correcta.

5. Ir al médico siempre será parte de la búsqueda a tu solución a o la de tu pareja. La supervisión y tratamiento de un experto ayudará a aliviar en gran medida los ronquidos y la calidad de vida de quienes conviven con este problema respiratorio a diario.