Desde los niños, adultos y envejecientes se han visto afectados.

REDACCIÓN.- Los sentimientos de desesperanza, furia e ira han incrementado durante la pandemia debido a diferentes factores que van desde el miedo a contagiarse hasta las regulaciones por el toque de queda según han advertido diferentes estudios.

Desde los niños, adultos y envejecientes se han visto afectados.

La cuarentena suele ser una experiencia desagradable para quienes la padecen debido a factores que incluyen la separación de los seres queridos, pérdida de libertad, incertidumbre y problemas económicos.

Estos factores muchas veces pueden desencadenar estados de ira y frustración, que pueden ser una reacción normal ante ciertas circunstancias, pero cuando se intensifica y se hace permanente o muy frecuente apunta a problemas más graves que deben ser tratados, ya que podrían producir enfermedades a nivel físico y mental.

Entre los principales síntomas que se manifiestan con episodios de ira se encuentran:

-Ansiedad

-Se incrementa la temperatura del cuerpo

-Músculos se tensan

-Temblores

-Aumento presión arterial

Si sientes que en algún momento la ira o frustración se apodera de ti, especialistas recomiendan:

-Piensa antes de hablar

-Una vez te tranquilices, expresa tu ira

-Haz un poco de ejercicio

-Toma tiempo para reflexionar

-Identifica posibles soluciones

-Practica técnicas de relajación

No dejes que la ira te afecte y busca ayuda de un profesional en caso de ser necesario.