Mosquito de chikungunya (Foto de archivo)

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- El número de casos autóctonos de chikungunya en Brasil saltó en un 156,25 % en sólo una semana, desde los 16 reportados hace siete días hasta los 41 confirmados en el balance divulgado este miércoles por el Ministerio de Salud.

Las autoridades sanitarias de Brasil han confirmado con exámenes de laboratorio 79 casos de la enfermedad en el país, de los cuales 38 en personas que la contrajeron en viajes a la República Dominicana, Haití, Venezuela, Guayana Francesa y algunas islas del Caribe, según el balance.

Los restantes 41 casos se refieren a personas que contrajeron la enfermedad sin salir de Brasil, de los que 33 en Feira de Santana, ciudad en el estado de Bahía (noreste), y ocho en Oiapoque, el municipio más septentrional de Brasil, ubicado en la frontera del país con Guayana Francesa.

Los números se refieren a los casos confirmados desde que, en enero pasado, el Ministerio de Salud puso en marcha un plan de contingencia para controlar el chikunguña tras el registro de casos autóctonos en varios países de América.

Los dos primeros casos autóctonos en Brasil fueron confirmados a mediados de septiembre en Oiapoque, estado amazónico de Amapá, y se refieren a una profesora y su padre que presentaron los primeros síntomas de la enfermedad a finales de agosto.

El Ministerio de Salud informó de que envió equipos a los estados de Amapá y de Bahía para trabajar con las autoridades regionales en campañas para evitar que la enfermedad se propague y combatir los focos de Aedes aegypti, el mosquito que transmite tanto el virus chikunguña como el del dengue.

"Fueron constituidos equipos con técnicos de las secretarias regionales de Salud para orientar la búsqueda activa de casos sospechosos y emitir alertas a las unidades de salud y a las comunidades", según un comunicado del Ministerio.